Búsqueda en los contenidos de la web

Darse alta y baja en el boletín electrónico

 
 
VACIERO

Primeras Jornadas Online: Servicios Jurídicos - Corporate Compliance

«Se ven delitos en el fútbol porque hay tarugos que manejan mucho dinero»

Expertos juristas resuelven las dudas de los lectores sobre 'corporate compliance'.

El 'corporate compliance', un nuevo modelo que permite prevenir la responsabilidad de las empresas, clausuró ayer la última jornada del I Mes de los Servicios Jurídicos en Asturias, organizado por EL COMERCIO. Los expertos Íñigo Gorostiza y Gonzalo Botas desentrañaron las dudas de los lectores. El coste económico de implantar este modelo, los sectores en los que resulta más conveniente aplicarlo o las sanciones a las que se puede enfrentar una empresa si incumple la norma fueron las cuestiones que más interés suscitaron entre los espectadores que participaron con sus preguntas en la asesoría 'on line', emitida en directo a través de Facebook Live y Canal 10.

-¿Qué es el 'corporate compliance'?

-Gonzalo Botas: El corporate compliance o cumplimiento normativo es un sistema que se establece en las empresas para prevenir el riesgo penal. Podemos explicarlo con un símil con la prevención de riesgos laborales, solo que el nuestro sería un ámbito más amplio, un sistema ordenado que trata de impedir la comisión de delitos penales.

-¿Quién lo necesita?

-G. B.: Todos deben actuar conforme a la norma, compete a todas las empresas, por ejemplo por los pagos que deben hacer. Otro ejemplo es el medioambiente, con los trabajadores ocurre lo mismo. Se trata de establecer protocolos de actuación que permitan actuar conforme a la norma a todas las empresas, no importa el tamaño.

-Un modelo de prevención de delitos, ¿es obligatorio?

-Íñigo Gorostiza: En 2010 hubo un cambio, por el cual las empresas pueden cometer delitos. En 2015 se establece que pueden quedar exentos de responsabilidad penal si establecen un modelo de prevención. No es obligatorio, pero sí muy conveniente. En todo caso, las entidades financieras están obligadas y se está incluyendo, por ejemplo, en la liga de fútbol, los equipos profesionales deben tenerlo.

-¿Es muy caro?

-Í.B.: Hay nueve sentencias del Tribunal Supremo al respecto, y en una en concreto, si la empresa hubiera tenido el modelo hubiera ahorrado un montón de dinero. Estas medidas tienen que adaptarse al tamaño de la empresa, no es exigible el mismo coste, en las más pequeñas es más barato.

-¿Qué ámbitos son los más importantes del 'corporate compliance'?

-G. B.: Quizás el de los pagos y cuestiones relacionadas con trabajadores. Van a ser ámbitos principales todos, casi nada va a quedar fuera. Una empresa tiene que tener cubiertas todas sus áreas y al final no es caro. Estamos acostumbrados a cerrar operaciones en el extranjero y cada vez que una empresa española quiera vender fuera, le van a pedir el cumplimiento de la normativa. Además de penalmente, es útil para ser más eficiente en su trabajo, un ejemplo es la prevención de riesgos laborales. Cuando se implantó de forma obligatoria hubo resistencia. Solemos ser necios para adaptarnos a los cambios, pero en veinte años será raro la empresa que no la tenga. Y con la competencia se abaratará.

-¿La responsabilidad penal de la persona jurídica sustituye a la fisica?

-Í. G.: Es completamente independientemente, hay nueve sentencias dictadas por el Tribunal Supremo. En el caso de una cantera en León, el Supremo da dos buenas razones para no condenar a la empresa jurídicamente: nadie la acusó y en nada iba a impedir que la persona en concreto fuese condenada.

-Con este modelo, ¿evitaría ser condenado el administrador o el directivo?

-G. B.: No, el Código Penal establece que quien tiene que responder es el administrador. Pero sí sirve para perfilar quién es el responsable de esa conducta dentro de la empresa. Puede permitir en ciertos supuestos que a un administrador no se le condene porque no supiese nada, que antes no ocurría.

-¿Qué sanciones puede tener una empresa si no cumple la norma?

-Í. G.: Hay tres supuestos, el Código Penal mantiene dos tipos de responsabilidad, que serían comisión de delito por la empresa y delito de persona física, del que la empresa no puede ser declarada responsable penalmente pero sí de otra forma. Puede llegar a pagar 900.000 euros si lo abona en cuotas y hasta seis veces el valor del perjuicio ocasionado. Cifras astronómicas. El tercer supuesto es el de pena por muerte de la empresa.

-¿Qué sector de la economía es el más necesitado?

-G. B.: Todos, pero volvemos al tema del fútbol, un sector en el que se producen transacciones abundantes. Un sistema de prevención de riesgo permite documentar adecuadamente los pagos. Estamos viendo muchos casos en este ámbito, es un sector en el que normalmente hay mucho tarugo que maneja mucho dinero. También sectores con mucha mano de obra tienen riesgo, por ejemplo las empresas de trabajo temporal. No va a haber ningún sector que quede fuera, aunque la administración no está incluida y no entiendo por qué. Este modelo nace en Estados Unidos con el Watergate, precisamente por la corrupción de funcionarios.

-Si soy un empresario honesto, ¿para qué quiero ese modelo?

-Í. B.: Está claro que la gente que se dedica a los negocios pretende hacerlo de forma honesta, lo otro son organizaciones criminales. Una empresa honesta lo necesita para evitar que sea víctima de un delito. Sus trabajadores se verán reflejados y tenderán a ser honestos, todo su entorno se verá influenciado por este intangible. No basta con que la alta dirección tenga esa idea de compromiso y con que vigilen y radien hacia abajo las ideas, hace falta que exista un control.

-¿En qué áreas de la pymes se hace más necesario?

-Í. G.: Tienen que ver con los delitos que le pueden afectar, tecnologías por la revelación de secretos; pagos y cobros que pueden atribuirse a delito de estafa...En todos los departamentos que tengan contratos con la administración cabe el riesgo por cohecho y malversación. También están los temas medioambientales.

-Con una pyme de veinte empleados, ¿merece la pena ese montaje?

-G. B.: Claro que hace falta, en el corto plazo puede parecer excesivo, pero en cinco años será imprescindible. Con veinte personas ya se mueven muchos contratos y los empresarios tienen que verlo como una marca de la casa, a quien hace las cosas bien no le va a llamar Hacienda.

-¿Qué es la figura del compliance officer?

-Í. G.: Es el vigilante de todo esto, dice el Código Penal que tienen que ser alguien con poderes autónomos de iniciativa y control, sin otras funciones ejecutivas dentro de la empresa. En las pymes es difícil.

-G. B.: Evita problemas, tenemos que estar seguros que cuando no estamos mirando las cosas funcionan, sirve para dormir más tranquilo.

D. Iñigo Gorostiza Jiménez, Fiscal de Delitos Económicos en excedencia y Socio de Derecho Penal de Vaciero Abogados.

 

 << 

MADRID

C/ Príncipe de Vergara, 12, 3ºB
28001 Madrid
T. 915 76 58 67
F. 914 26 83 27
correo_arroba_vaciero.es
Cómo llegar

OVIEDO

C/ Caso, 3 (Montecerrao)
33006 Oviedo
T. 985 96 31 83
F. 985 96 37 03
correo_arroba_vaciero.es
Cómo llegar

MADRID

C/ Príncipe de Vergara, 12, 3ºB - 28001 Madrid
T. 915 76 58 67 - F. 914 26 83 27 · Cómo llegar

OVIEDO

C/ Caso, 3 (Monte Cerrao) - 33006 Oviedo
T. 985 96 31 83 - F. 985 96 37 03 · Cómo llegar