Búsqueda en los contenidos de la web

Darse alta y baja en el boletín electrónico

 
 
VACIERO

Repaso Jurisprudencial en materia laboral

Belén Fraga Fernández
Socia Vaciero Abogados - Derecho Laboral

Con las elecciones generales a la vuelta de la esquina, no es tiempo de reformas legislativas, por lo que centraremos el artículo en hacer un repaso a las sentencias más relevantes de los últimos meses, fundamentalmente de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo.

Así, con fecha 21 de septiembre de 2015 se ha dictado por esa Sala de lo Social una sentencia de interés, en la que se declara nula, por abusiva, una cláusula tipo plasmada en todos los contratos de trabajo de una Compañía, por medio de la cual se indica que el trabajador proporciona voluntariamente a la empresa su móvil y cuenta de correo electrónico, así como que se compromete a comunicar la inmediata variación de tales datos. Considera el Tribunal Supremo que dicha cláusula es contraria  a la Ley Orgánica de Protección de Datos, sin que en ningún caso se pueda considerar que dichos datos estén exentos de consentimiento expreso, puesto que en absoluto son necesarios para el mantenimiento o cumplimiento del contrato de trabajo, ni son imprescindibles para el correcto desarrollo de la relación laboral. Se entiende por el Alto Tribunal que el consentimiento, dadas las circunstancias (momento de acceso a un bien escaso como es el empleo), no se considera completo, libre y voluntario. La sentencia se refiere, como no puede ser de otro modo, a los móviles o cuentas de correo personales, pues es obvio que las profesionales, al ser proporcionadas por la empresa, son conocidas por esta.

Se resaltan, asimismo, dos sentencias de fecha 16 de septiembre de 2015. En la primera de ellas se analiza un tema de interés en la práctica, la supresión del denominado “tiempo de bocadillo” o su carácter recuperable, conducta esta que muchas empresas, en tiempo de crisis, han tratado de regularizar. Así, en el caso de autos los trabajadores venían disfrutando de unos veinte minutos de descanso, que eran considerados por la empresa como tiempo efectivo de trabajo, en el sentido de que no se exigía su posterior recuperación. En un momento dado, la empresa decide acabar con dicha práctica, en el sentido no de suprimir el disfrute, sino de exigir su posterior recuperación, y lo hace por la vía de hecho, sin negociación con los representantes de los trabajadores o comunicación formal alguna.

El Tribunal Supremo, analizando las circunstancias, concluye que se está en presencia de una condición más beneficiosa y que, como tal, para ser suprimida, debe seguirse el cauce del artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores (modificación sustancial de condiciones de trabajo); al no haberlo hecho así la empresa, la modificación ha de ser declarada nula. Es decir, no es que estas prácticas consentidas en “época de bonanza” no puedan verse alteradas, pero para ello será preciso que concurra una causa y seguir un procedimiento al efecto.

Por su parte, con esa misma fecha, se dicta resolución por medio de la cual se aclara que los acuerdos de inaplicación de las condiciones de Convenio (el denominado “descuelgue”) no pueden aplicarse con carácter retroactivo.

Por último, dentro de la jurisprudencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo se quiere destacar la sentencia de 22 de julio de 2015, en la que se reitera la doctrina (ya había una sentencia del mes de junio), en virtud de la cual se admiten, en el seno de los despidos colectivos, los acuerdos de aplazamiento para el pago de las indemnizaciones. Al tratarse de un tema negociado con la representación legal de los trabajadores, no se considera que se esté ante una renuncia de derechos, ni ante una cuestión de derecho necesario que no se pueda modular.

Asimismo, conviene hacer referencia a algunas sentencias de Tribunales Superiores de Justicia que, aun no constituyendo jurisprudencia, tratan temas de máxima actualidad y que habitualmente son objeto de consulta por parte de las empresas.

Serían las sentencias de la Sala de lo Social del Tribunal de Justicia de Galicia de 6 de junio de 2015 y de Castilla-La Mancha de 23 de marzo de 2015, en las que se analiza la licitud de la colocación de un GPS en los vehículos de empresa para el control de la actividad de los empleados, valorando muy especialmente si dicha actuación empresarial puede considerarse como invasora de la intimidad de los trabajadores.

Descargar boletín jurídico completo

 << 

MADRID

C/ Claudio Coello, 91, 3ªplanta
28006 Madrid
T. 915 76 58 67
F. 914 26 83 27
correo_arroba_vaciero.es
Cómo llegar

OVIEDO

C/ Caso, 3 (Montecerrao)
33006 Oviedo
T. 985 96 31 83
F. 985 96 37 03
correo_arroba_vaciero.es
Cómo llegar

MADRID

C/ Príncipe de Vergara, 12, 3ºB - 28001 Madrid
T. 915 76 58 67 - F. 914 26 83 27 · Cómo llegar

OVIEDO

C/ Caso, 3 (Monte Cerrao) - 33006 Oviedo
T. 985 96 31 83 - F. 985 96 37 03 · Cómo llegar