Actualidad

Foto noticia Vaciero y AEFAS organizan la jornada: "La empresa familiar y su tratamiento actual en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones asturiano" Eventos, jornadas, conferencias 29 may 2018 Ana Espiniella y Begoña González analizan las novedades del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en Asturias en una jornada organizada por AEFAS. FUENTE: AEFAS AUTOR: Vaciero

El salón de actos de la oficina de Oviedo de Vaciero acogió el pasado 27 de mayo una jornada en la que se han repasado las novedades del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en Asturias. La jornada, dentro del ciclo "Hoy con Vaciero", tenía un doble objetivo. Por un lado, repasar los requisitos exigidos para los beneficios fiscales previstos para las empresas familiares, y por otro analizar las posibles disposiciones testamentarias que permitan una optimización fiscal.

El presidente de la Asociación de Empresa Familiar de Asturias (AEFAS), Pedro Ortea, ha sido el encargado de abrir la jornada. Ortea ha significado que “conviene tener en cuenta determinadas pautas, que podremos adaptar y amoldar en función de las características y circunstancias de cada empresa: anticiparnos, planificar, preparar al sucesor o implicar a todas las partes pueden ser algunas de esas pautas”.

El presidente de AEFAS incidió también en la necesidad de implementar “un sólido plan de sucesión que, lejos de crear tensiones, otorgue confianza a todos los miembros de la familia y de la empresa. Consideramos útil el conocer la norma y sus entresijos, así como pequeños trucos o recomendaciones que podemos adaptar a nuestro supuesto concreto, confeccionando nuestra propia receta del éxito en la sucesión de nuestra compañía”, destacó.

Ana Espiniella, experta de Vaciero en Derecho Fiscal, recalcó que la norma autonómica cuenta desde junio del año pasado con una importante novedad, “una reducción del 95% para herederos sin grados de parentesco con el causante, pero con vinculación laboral a la Empresa Familiar en la gestión o la dirección al menos durante los cinco años anteriores, exigiendo asimismo la exención en el Impuesto sobre el Patrimonio, el mantenimiento de la adquisición, el domicilio fiscal en Asturias y la plantilla media de trabajadores durante cinco años”. En cuanto a los beneficios fiscales para donaciones de Empresas Familiares, Espiniella destacó que “tras la modificación introducida en la norma autonómica en 2018, se recoge la reducción del 95% para donatarios sin grado de parentesco con el donante y con las peculiaridades señaladas anteriormente para las donaciones”.

Por último, Begoña González, experta de Vaciero en Derecho Mercantil, recordó que respecto a los beneficios fiscales por parentesco “desde el 1 de junio de 2017, en el Principado opera una reducción para los grupos I y II de herederos de hasta los 300.000 euros, un aumento del mínimo exento que supondrá que una familia con dos hijos, y cuyos padres estén casados en régimen de gananciales, puedan transmitir un patrimonio de aproximadamente 1,2 millones de euros sin tributar y que si el valor del caudal hereditario es superior, podremos utilizar la picaresca de incluir en la herencia a nuestros nietos, quienes también se verán beneficiados por la reducción de los 300.000 euros”.

Más información:

Ana Espiniella

Socia de Derecho Fiscal y Tributario de Vaciero

aespiniella@vaciero.es

Begoña González Díaz

Socia Derecho Mercantil y Societario en Vaciero

bgonzalez@vaciero.es

Compartir

  • Icono twitter
  • Icono facebook
  • Icono linkedin