Actualidad

Foto noticia La estrategia como paso previo para el crecimiento de la PYME Opinión 27 ago 2019 Tribuna de opinión de Begoña Fernández Vaciero en el diario El Independiente. FUENTE: El Independiente AUTOR: Begoña Fernández Vaciero

Llevamos años escuchando que el tamaño medio de las empresas españolas es menor al de las empresas europeas y que esto les resta competitividad. Las empresas españolas son capaces de diseñar, producir y comercializar tan buenos productos y servicios como las empresas de otros países, sin embargo, el tamaño es un factor que lastra nuestras empresas y las hace más débiles para competir.

Las economías de escala en determinados costes, el aumento de la cuota de mercado o la introducción en nuevos mercados, el acceso a financiación y la capacidad negociadora en general, son algunos de los aspectos que mejoran con el tamaño de la empresa y son claros factores de competitividad.

Hay empresas que han crecido rápidamente de forma orgánica gracias al éxito de su producto o servicio o de su modelo de negocio. Pero no es lo más habitual, el crecimiento orgánico suele ser más lento. Para conseguir tamaño de forma rápida es preciso abordar operaciones de compra o fusiones.

En los últimos años, ha habido cierto movimiento en fusiones y adquisiciones en el entorno de las PYMES, y se habla cada vez más, y se trabaja más, en entornos de cooperación empresarial. Pero aún no es suficiente.

Desde mi punto de vista, debe aumentar la planificación estratégica como elemento indispensable para conseguir el crecimiento. Y me refiero fundamentalmente a los siguientes aspectos:

Planificar el crecimiento: una empresa ha de analizar sus posibilidades de hacerse más competitiva abordando un proceso de compra o fusión. Se trata de una reflexión estratégica que parte del análisis de su actividad, de su entorno competitivo y de su situación interna. No se trata de crecer sólo si te llega o surge una oportunidad o un “chollo”, porque entonces te llegará o no, se trata de dirigir y buscar ese crecimiento.

Abordar el proceso de compra o fusión de una forma profesionalizada: normalmente se hace una prospección para identificar candidatos y se arranca un proceso de análisis para identificar aquéllos más adecuados, se realiza un acercamiento y, en caso de existir interés, arranca todo el proceso de valoración, negociación, due diligence y formalización de acuerdos. En esta etapa es muy necesario contar con un equipo de profesionales financieros y jurídicos que identifiquen oportunidades y asesoren el proceso, pues las empresas normalmente no están habituadas a llevarlos a cabo y porque se aumenta la capacidad negociadora cuando participan expertos en el proceso.

Cuidar la integración: el proceso de integración es clave, pues de éste depende en gran medida el éxito o fracaso final de la operación. Para afrontar este proceso de cambio, la herramienta fundamental es contar con un proyecto o plan de negocio que integre las compañías y un equipo para llevarlo a cabo. Plan de integración, equipo y comunicación adecuada son las claves.

Artículo publicado en el diario El Independiente el 27 de agosto de 2019.

Más información:

Begoña Fernández Vaciero

Socia Vaciero Corporate

bfv@vaciero.es

Compartir

  • Icono twitter
  • Icono facebook
  • Icono linkedin